El cabecero, el colchón o los cojines son algunos de los objetos que no deberíamos olvidar

Las zonas de la cama que debes limpiar con más frecuencia Foto: bigstock

Aunque pienses que con ventilar o cambiar las sábanas es suficiente, estás equivocado. Si quieres cuidar tu salud hay muchas otras zonas de la cama a la que deberías prestar más atención, aunque en muchas ocasiones, por las prisas o la pereza las olvidamos.

A continuación, hacemos un repaso por cada una de ellas para que hagas un ckeck list y no te saltes ninguna.

Fundas de cojines

Lo último en decoración es tener varios cojines en nuestras camas e incluso almohadas decorativas que no solemos utilizar para dormir. Cuando llega el momento de acostarnos, estos suelen ir al suelo o de aquí para allá buscando un hueco donde apoyarlos.

Por si no lo sabías, aunque no durmamos con ellos, estos tejidos también acumulan gran cantidad de polvo y suciedad, por ello, es importante que los laves con cierta frecuencia si quieres tener tu habitación libre de ácaros.

Rellenos

En este mismo sentido, es igual de importante acordarnos de los rellenos de nuestras almohadas y de los cojines que utilizamos para leer o ver la televisión antes de dormir.

Es importante que, cuando hagas la limpieza a fondo propia de cada temporada en tu casa, recuerdes lavar los rellenos porque también son un acúmulo de polvo.

En este grupo recuerda incluir también los rellenos y fundas nórdicos. Este tipo de prenda está aún más en contacto si cabe con nuestro cuerpo y, por lo tanto, puede acumular olores y suciedad que es necesaria quitar con un buen lavado. Antes de ello, mira la etiqueta para no estropearlos y, en el caso de secarlo en la secadora, recuerda utilizar pelotas de tenis para un perfecto resultado.

Colchas y edredones

Del mismo modo que las fundas nórdicas, las colchas y los edredones suelen ensuciarse con el ajetreo diario de poner y quitar.

Revisa siempre las etiquetas y, en caso de duda, acude a un profesional.

Zonas de la cama que deberíamos limpiar con más frecuencia Foto: bigstock

Mantas decorativas

Al igual que limpias un jarrón o un espejo que tienes decorando un precioso rincón de tu hogar, las mantas decorativas también precisan de atención y cuidados.

Aunque no lo veas, suelen acumular bastante polvo, con lo cual, ¡a la lavadora!

Colchón

Tanto el protector como el propio colchón hay que limpiarlos también con cierta frecuencia.

En el caso del protector, puedes lavarlo en la lavadora y, para el colchón, puedes utilizar alguno de los trucos que te hemos presentado en esta sección en otras ocasiones como el uso del bicarbonato de sodio y su posterior aspiración con la aspiradora.

Cabecero

Si es de tela es importante que consultes las instrucciones del fabricante para ver el modo de limpieza que debes seguir, tales como aspirarlo, pasar una bayeta húmeda, espolvorear bicarbonato, etc.

Copy