Los jerséis de lana son muy delicados, por lo que debemos lavarlos con un detergente adecuado, casi siempre a mano y sobre todo, leyendo cuidadosamente la etiqueta para saber cómo proceder.

trucos lavar jerséis lana

Ahora que estamos a punto de estrenar el invierno, y dado que ya llevamos semanas notando el frío, seguramente habrás sacado del armario tus jerséis de lana o habrás aprovechado el pasado Black Friday para comprar algunos. Dependiendo de su composición en lana, nuestros jerséis pueden ser más o menos delicados, por lo que debemos llevar cuidado a la hora de lavar los jerséis de lana y para ello, nada como seguir estos trucos que son sin duda, infalibles.

Los trucos infalibles para lavar los jerséis de lana

jersey de lana

Puede que al ir comprar un jersey te eche para atrás que sea de lana 100% dado que tal vez se encoja o no quede limpio, o pierda calidad cuando pasa por la lavadora, o mucho peor que  implique el lavado a mano, pero lo cierto es que lavar los jerséis de lana es mucho más fácil de lo que parece. Solo tienes que seguir los trucos que os enumeramos y verás como se mantienen como el primer día con su esponjosidad, su color y sobre todo, siguen aportando la calidez que los caracteriza.

Primero de todo, debemos asegurarnos que la prenda a lavar es de lana. Mucha veces compramos un jersey pensando que es de lana y descubrimos que en realidad tiene otros componentes como el poliéster o también el algodón. Si es así, no habrá problema en meter las prendas en cuestión en la lavadora, pero si realmente es de lana debemos tener en cuenta que este tipo de tejido es mucho más delicado, de modo que para lavarlo debes dar los pasos adecuados, no solo durante el proceso de lavado, sino también después. 

Esos pasos son los que os explicamos a continuación:

  1. Lee la etiqueta: ya lo hemos comentado, pero tenemos que repetirlo. El primer paso a seguir antes del lavado será leer bien la etiqueta, pero no solo para hacer eso de asegurarse que sea de lana, sino porque en cada jersey siempre hay, toda la información necesaria para lavar con total seguridad. La lana es un tejido delicado que requiere bajas temperaturas y el uso de detergentes levemente agresivos.
  2. Utiliza un detergente específico : los detergentes para prendas delicadas, como la lana, tienen formulaciones para proteger las fibras. De hecho, el jersey de lana corre el riesgo de que se afieltre, por lo tenemos que recurrir a estos detergentes que están formulados para tratar este tipo de prendas. Os aconsejamos además leer siempre las instrucciones del paquete, especialmente para evitar usar demasiado detergente.
  3. No olvides el pretratamiento: si hay manchas, puedes remojar el jersey en una palangana con medio vinagre de vino blanco y dos gotas de aceite esencial de eucalipto. Déjelo en remojo y luego frota suavemente.
  4. Tendrás que lavar a mano: Las lavadoras de hoy en día, cuentan con programas especiales para el lavado de prendas delicadas pero en el caso de un jersey de lana siempre es recomendable, lavarlo a mano ya que es una forma segura de proteger las fibras. Simplemente hay que colocar agua tibia en un recipiente con el detergente líquido, luego dejarlo en remojo durante 15 minutos. Enjuagar bien para eliminar todos los restos de detergente y colocar en una palangana con agua y suavizante y dejar en remojo durante una hora. Luego de nuevo hay que enjuagar y exprimir suavemente. Si en la etiqueta está el símbolo del ciclo de centrifugado, puedes hacerlo en la lavadora en caso contrario no.
  5. Qué hacer si lavas a máquina: Como decimos hay lavadoras con programas específicos para lavar lana, pero solo podremos meter nuestro jersey si en la etiqueta aparece el símbolo de la lavadora. En el caso de que así, debes configurar y proceder según el programa, pero además, la temperatura debe ser de 30 grados como máximo, u optar por lavar con agua fría. No todas las prendas se pueden lavar a la misma temperatura.
  6. Colgarlos bien : los jerséis de lana siempre se deben poner a secar con cierto criterio. En este sentido tienes que protegerlos del sol directo, especialmente para los colores claros. Después del lavado debes poner a secar inmediatamente y no dejarlos en el tambor de la lavadora.
  7. Nunca debes planchar:  si puedes, debes omitir este paso, pero si realmente lo crees necesario, será bueno colocar encima una toalla de algodón, y entonces ya podrás planchar. La toalla evitará que las fibras se vuelvan brillantes.

Consejo Final

Para prolongar el aroma de los jerséis de lana, debes hacer lo siguiente: los jerséis se deben secar bien al aire libre, luego doblar y guardar en el armario o cajones, también poner unas bolsitas con hierbas aromáticas para prolongar el olor.

Elige la que prefieras, por ejemplo la lavanda es la más utilizada, pero son gustos personales. Cada vez que abras los cajones olerás un aroma fresco y delicado. Alternativamente, puedes verter unas gotas de aceite esencial en bolsas que contengan unos cuantos granos de arroz , envolver en un paño de algodón y colocar entre las prendas.

Copy