¡Compartimos una guía práctica que te sorprederá!

 

Además de tomar nuestra infusión como de costumbre para activarnos, relajarnos o simplemente para disfrutar de su buen sabor, podemos reutilizar las bolsitas del té con otros fines dentro del hogar o incluso manualidades.

 

1.- Dentro de casa

Abono para el jardín: abrí la bolsita y mezclá el contenido que hay con la tierra haciendo así un compost que fortalecerá las propiedades de la tierra y hará que las plantas crezcan con más fuerza.

2.- Ambientador

Poné algunas bolsitas de té en un bol en la heladera y eso ayudará a absorber los malos olores. Podés elegir entre diversos gustos de té como menta, naranja o incluso frutos del bosque, dependiendo del aroma que más te guste.

3.- Planta medicinal

El contenido de la bolsita de té puede actuar como antiinflamatorio. Tan solo tenés que colocar la bolsita fría sobre la zona afectada.

 

4.- Manualidades

Utiliza las bolsas a modo de acuarela para dibujar.  Mojá las bolsitas de té, escurrilas un poco y pasalas sobre el papel. Verás como el contenido de la bolsita crea un tono de color encima de la hoja. Podés utilizar diferentes opciones de té para conseguir más colores.

Copy