Las zapatillas blancas son muy fáciles de ensuciar, y muy difícil de limpiar correctamente. Sacar determinadas manchas, a veces se torna imposible. Te damos los mejores tips para que te queden como nuevas.

Los ingredientes para limpiarlas son muy pocos y económicos, tan solo se necesita: agua, detergente de ropa y pasta de dientes para limpiar y blanquear.

El paso a paso es muy sencillo y lleva poco tiempo, solo hay que seguir estas 5 indicaciones:

El primer paso es quitar los cordones y las plantillas para lavar por separado.

En un vaso hacer la siguiente mezcla: el detergente para la ropa con agua tibia. De esta forma, va a quedar una mezcla tipo jabonosa.

Para aplicar la mezcla del agua y jabón se puede utilizar un paño suave o un cepillo de cerdas suaves, como uno de dientes. La ventaja de un cepillo de dientes es que llegará a cualquier rincón y borde de la zapatilla.

Luego con un paño limpio y húmedo, quitar el exceso de jabón y la suciedad. Si se ve que aún queda alguna mancha, repetir el paso anterior.

Por último dejar la zapatilla para que se seque al aire, pero sin que le pegue el sol directamente. Dejarla cerca solamente para que sea una fuente de calor.

En el caso de los cordones se pueden lavar a mano con agua y detergente o meterlos en una bolsa de tela o malla para la lavadora. Si están muy sucios, se pueden poner en agua y lejía durante unas horas.

Por su lado, las plantillas se deben lavar con un cepillo de dientes con la misma mezcla de agua y jabón, y luego dejar secar al aire libre. Este paso es muy importante para no ponerlas húmedas en las zapatillas.

¿Cómo limpiar el interior de las zapatillas?

Si bien a la mayoría le importa que las zapatillas queden blancas por una cuestión estética, lo cierto es que el interior también se ensucia con el uso y acumulan bacterias. Por eso es importante limpiar las plantillas: en el caso de que sean de piel, limpiar con agua tibia con vinagre y si son de tela, seguir el paso del punto anterior con agua y jabón.

En el caso de los malos olores, se puede aplicar bicarbonato y dejarlo actuar toda la noche. Al día siguiente sacudir las zapatillas boca abajo para sacarlas y dejarlas airear para que se le vaya todo tipo de humedad.

Copy