El vinagre es uno de los productos estrella de la cocina y tiene muchos beneficios para la comida, pero también es de gran utilidad para limpiar el hogar. Sus propiedades pueden sacar muchas manchas y desinfectar superficies con solo pocas gotas, y además no es un producto químico ni abrasivo.

Lo más importante antes de comenzar a usarlo como limpiador es identificar todos los vinagres y saber cuál es el que funciona mejor. Los tipos más comunes son:

 

Vinagre de manzana: se utiliza como producto de limpieza. Es un proceso derivado de la fermentación de la sidra y es más eficaz si se mezcla con productos como el bicarbonato de sodio o jugo de limón.

Vinagre de vino tinto: no es apto para limpiar. Este producto se obtiene de la fermentación del vino.

Vinagre de arroz: no es apto para la limpieza. Este vinagre se utiliza mucho para la comida oriental y es de todos, el que tiene el sabor más suave.

Vinagre blanco: es el más eficaz para ser utilizado como limpieza. Es el más ácido de todos y el que todos tienen en la cocina para ser usado como aderezo.

 

Es importante destacar que no es lo mismo usar vino blanco en reemplazo del vinagre blanco, porque este último tiene un ácido del 8% y el otro puede alcanzar 5%. Hay que tener cuidado de no confundirse porque esto podría arruinar la superficie a limpiar.

 

Cómo usar el vinagre cómo desinfectante

Como agente bacteriano

El vinagre es un potente desinfectante natural y se puede utilizar en suelos, azulejos, cristales, vidrios y más. También se puede utilizar para sanitizar las frutas y las verduras porque elimina bacterias, hongos, moho y más.

 

Elimina olor de ropa

El vinagre ayuda a neutralizar el mal olor de la ropa, de la heladera, de los recipientes y  ayuda a atenuar las manchas amarillas de la transpiración. No hay que preocuparse por el olor, ya que apenas se seca el vinagre desaparece.

 

Destapar cañerías

El vinagre de alcohol y de manzana, los dos que se pueden utilizar, son potentes para destapar las cañerías. Lo mejor que se puede hacer es mezclarlo con bicarbonato de sodio y además ayudará a eliminar el mal olor del lavabo, bañeras, duchas o el fregadero de la cocina.

 

Quitar los chicles

Si se pegó un chicle en la ropa, el vinagre blanco ayudará a combatirlo. Se debe aplicar unas pequeñas gotas en la mancha y dejarlo actuar unos minutos. La acidez del vinagre diluirá la goma y será más fácil de retirar.

Copy