El bicarbonato es el ingrediente ideal para hacer un buen fungicida casero.

fungicida casero
 

Echar un buen fungicida sobre nuestras plantas, asegura que estas puedan crecer sanas y libres de enfermedades o plagas y aunque podemos encontrar varios en el mercado que están realizados con ingredientes naturales, queremos explicarte a continuación, una guía de pasos en la que de manera sencilla os hablamos de cómo hacer un fungicida casero.

Para poder hacer un fungicida casero que sea realmente efectivo nada como aprovechar las propiedades que tiene el bicarbonato de sodio, que si bien se utiliza para desinfectar superficies, blanquear dientes o como aditivo alimentario, también nos sirve como fungicida para las plantas ya que será capaz de acabar con el moho gris (que conduce a la muerte de flores, frutas y tejidos blandos de plantas como las fresas, el brócoli y las rosas), así como el hongos ascomicota (que causa una enfermedad llamada oidio en plantas como la vid, la remolacha, las alcachofas, etc.). De este modo, veamos cómo hacer una receta de fungicida casero a partir del bicarbonato de sodio.

Pasos para hacer un fungicida casero

Para preparar este spray fungicida tienes que tener a mano:

  • 1 litro de agua
  • 40gr de bicarbonato de sodio
  • 1 contenedor con pulverizador

Cómo hacerlo:

  1. Coloca dos cucharadas de bicarbonato en un litro de agua, mezcla bien y luego vierte en el spray.
  2. Mueve fuerte la mezcla y luego tienes que aplicar sobre la parte aérea de las plantas, en particular las hojas.
  3. Lo ideal o lo más recomendables que utilices este fungicida casero con dos aplicaciones por semana también para prevenir el desarrollo de hongos peligrosos durante los períodos húmedos.

Pasos para hacer un fungicida casero contra los insectos

Si deseas poder acabar con los insectos que a veces caen en las plantas, el fungicida que acabamos de explicarte a partir del bicarbonato puede no serte efectivo del todo, de modo que te queremos ofrecer otra receta natural que implica un ingrediente tan ampliamente usado como era el ajo.

Si observas que tus plantas tienen pequeños insectos que han picado a estas, te aconsejamos que confíes en insecticidas de uso doméstico, como este que se explica que se basa en el ajo y también debilita los hongos.

Para crearlo necesitas:

  • Ajo (5 o 6 gajos para cada medio litro de solución)
  • Agua (50% de la mezcla).
  • 70 ° o 90 ° de alcohol blanco (50% de la mezcla)
  • Una gota de detergente para cocción ecológica (o un poco de jabón rallado)

Cómo hacerlo:

  1. Lo único que tienes que hacer es mezclar los ingredientes que acabamos de enumerar, y los echas en un pulverizador como el que hemos mencionado anteriormente.
  2. Debes echar el fungicida sobre todas y cada una de las hojas o donde veas los insectos y dejar que actúe. No evitarás que las plantas picadas se recuperen en este sentido, pero sí que conseguirás que los insectos mueran y no ataquen más la planta.
Copy