Cómo hacer que las rosas no se marchiten: trucos efectivos

Aprende aquí qué hacer para que las flores no se marchiten y cómo evitarlo. Todos los trucos para mantener tus rosales vivos y frescos, así como las rosas ya cortadas.

Las rosas son, sin ninguna duda, una de las flores más hermosas y populares en España para decorar el jardín o como regalo para alguien especial. Además, como ya sabemos, las rosas tienen diferentes significados según su color. De hecho, si cultivamos nuestras propias rosas, será mucho más satisfactorio regalarlas a nuestros seres queridos. Pero, ¿cómo podemos mantener las rosas vivas y frescas?

Evitar que las rosas se marchiten es una de nuestras principales preocupaciones. Por ello, queremos explicarte por qué las rosas se marchitan y cómo evitarlo, tanto en su proceso de crecimiento como una vez cortadas. ¡Descubre los mejores trucos caseros para mantener las rosas vivas!

Trucos caseros para mantener las rosas vivas

Existen distintos tipos de rosales: miniatura, trepadores, de maceta, etc. Ya sabes cómo cuidar un rosal de maceta, pero necesitas saber más. Por lo tanto, los cuidados de un rosal variarán en función de su clase. Pero, en cualquier caso, si quieres plantar un rosal tradicional, lo ideal es que lo hagas al exterior, pues necesitan una exposición a la luz solar de 6 horas al día como mínimo.

Por otra parte, el suelo debe drenar el agua muy bien para evitar que se acumule y se pudran las raíces, lo que provocaría inevitablemente la muerte del rosal. Por ello, es aconsejable que hagas un agujero de alrededor de unos 60 cm de profundidad y anchura para asegurar el bienestar de tu planta.

Evita sembrar tus rosales demasiado juntos o cerca de algún objeto que impida su crecimiento o tape el sol. Y en cuanto al riego, para mantener las rosas vivas y frescas no las riegues en exceso. Además, es recomendable que lo hagas durante el día cuando la tierra comience a secarse, ya que durante la noche podría formarse moho.

Otra razón que explicaría por qué las rosas se marchitan es por abonar la planta en otra época que no sea primavera. La razón es porque en esta estación es cuando empiezan a crecer los brotes nuevos y por eso necesita más sustento, pues las heladas impiden su crecimiento.

Para terminar con estos trucos caseros para mantener las rosas vivas, no podes en exceso el rosal. Más bien retira las hojas secas, las flores marchitas y los tallos dañados para que tus rosas crezcan fuertes y sanas.

Cómo proteger las rosas de distintas enfermedades

Uno de los principales riesgos para nuestros rosales son las distintas enfermedades que pueden contraer. Por ello, es muy importante estar preparado y saber detectarlas a tiempo para poder actuar y erradicarlas con éxito. A continuación, te mostramos las más habituales:

1. Oídio

Esta afección es una de las más frecuentes en rosales, y también se conoce como mal blanco o cenizo. Uno de los indicios que te ayudarán a detectarlo con facilidad es la presencia de un polvillo de color blanco o gris claro encima de las hojas, flores o tallos.

Si no actúas a tiempo, las hojas se marchitarán y acabarán muriendo. Por lo tanto, la mejor forma de combatir este inconveniente y evitar que las rosas se marchiten, es prevenir su aparición con la aplicación de un producto específico. El azufre suele ser el mejor aliado, pero no lo utilices con temperaturas superiores a los 32 ºC o las hojas podrían quemarse.

2. Mildiu

Otra de las razones de por qué las rosas se marchitan es el Mildiu. Los síntomas de esta enfermedad son la aparición de ciertas manchas amarillas y la presencia de moho de un color entre blanco y gris. Solo puede prevenirse, ya que una vez que aparezca, provocará la caída de las hojas del rosal pasados unos días.

3. Mancha negra

Esta enfermedad es fácil de reconocer, ya que verás unas manchas negras de forma circular en las hojas que se extenderán hasta ocasionar su caída. Nuestro consejo es que arranques las hojas afectadas en cuanto detectes su presencia.

4. Negrilla

Esta enfermedad está provocada por la aparición de moscas, pulgones o cochinillas, y se caracteriza por unas manchas negras en las hojas. Es fundamental eliminar estas plagas nada más detectarlas con un fungicida.

5. Roya

Este hongo se manifiesta a través de pequeñas protuberancias de color anaranjado en el reverso de las hojas y tallos. La manera de combatirlo es mediante el empleo de un antifungicida de manera preventiva.

6. Hongos de suelo

Por último, otro de los trucos caseros para mantener las rosas vivas es tener cuidado con el exceso de riego y el mal drenaje, pues contribuirá a la formación de hongos. La mejor forma de evitarlo es manteniendo un buen drenaje a través de la tierra.

Cómo hacer que las rosas no se marchiten

tus seres queridos, es de vital importancia que sepas cómo mantener las rosas vivas y frescas por más tiempo. En primer lugar, es mejor cortarlas por la mañana temprano. Así, estarán más frescas y evitaremos que se marchiten.

Otro motivo acerca de por qué las rosas se marchitan es la falta de hidratación. Para evitarlo, riega el rosal un día antes de cortar las rosas para que mantengan la hidratación. Además, cuando vayas a podarlas, corta los tallos en ángulo de unos 45º con una podadora de mano.

Si vas a comprar las rosas, intenta escoger las que no estén expuestas al sol, pues estarán más frescas. Para saber cuáles son, fíjate en que los pétalos tengan un color más vivo y estén más tersos.

Cuando las tengas cortadas, si quieres mantener las rosas vivas y frescas por más tiempo, debes ponerlas en agua de inmediato y evitar exponerlas al sol. Esto es imprescindible para que no se marchiten, así que en caso de que vayas a manipularlas para confeccionar un ramo, sumerge los tallos en un cubo mientras lo haces.

Copy