Las plantas te protegen de los insectos a través de los aceites esenciales que cada una tiene

Para que puedas evitar los insecticidas, en la medida de lo posible, te recomiendo el uso de las siguientes especies para luchar contra los insectos de forma natural:

Albahaca

Puedes comprar aceite de albahaca o hacer aceite esencial tú mismo. También puedes probar a poner en la ventana o en la terraza, plantas de albahaca, y así repeler los molestos mosquitos.

Si quieres preparar un insecticida de albahaca tú mismo, es muy útil cuando se usa con una solución con vodka. También puedes usar alcohol de 96º.

Primero hay que hacer un té con las hojas. Colócalas en una cacerola con 120 ml de agua. Cuela y mezcla con 120 ml de vodka. Guárdalo en un frasco con spray y rocía sobre las plantas cuando lo necesites.

Romero

Esta planta también es efectiva para ahuyentar los mosquitos y algunos otros insectos. Para conseguirlo, coloca hojas de romero sobre los sitios donde no puede quieres que pase los gatos.

Lavanda

Se puede usar con fines repelentes, cuelga paquetes de lavanda alrededor de tu casa, ventanas y puertas; además de repelente conseguirás un aroma muy agradable.

Menta

Puedes plantarla en macetas o colocar sus hojas en los alrededores de la casa o tu jardín. Las propiedades aromáticas de sus hojas también están presentes en los tallos y flores. Los aceites aromáticos de la planta se pueden extraer y combinar con vinagre de sidra de manzana y alcohol para preparar una solución que podrás usar como insecticida natural.

Crisantemo

Repele mosquitos, cucarachas, escarabajos y moscas, actúa como un insecticida natural. Puedes frotar en flores, plantas, piel o sembrar alrededor de tu vivienda.

El crisantemo tiene un aroma que no agrada ni las moscas ni a los mosquitos. También eficaz si usas el aceite esencial de crisantemo en un difusor de calor, una vela o en enchufe.

Copy