Los anteojos suelen ser frágiles y caros, por lo que hay que cuidarlos con mucha atención y mantenerlos limpios para que la suciedad no los ralle.

Cómo eliminar los rayones de los anteojos de manera casera
02 octubre 2020 17:45
Pocas cosas hay que cuidar tanto como los anteojos. No suelen ser baratos y son muy frágiles, pero si se logra superar eso, aún está el riesgo de que se rayen los vidrios. Por eso, hay que ser muy estricto a la hora de mantenerlos en buen estado pero, si se llega a dar el caso en el que se raspan, hay manera de hacer que luzcan como nuevos (si el daño no es muy severo, claro).
Existen muchos líquidos y productos para limpiarlos, pero también hay métodos caseros que ayudan a resolverlo. El bicarbonato de sodio es muy útil si se lo mezcla con jugo de limón y agua. Se forma una pastita que se frota suavemente en movimientos circulares. Luego se enjuaga con agua y un paño.
La pasta de dientes es otro elemento que se encuentra en el hogar que es muy eficaz. Al igual que el bicarbonato, refregar en círculos suavemente y enjuagar con agua.
El jabón no es tan eficiente como los dos anteriores pero no deja de ser una gran alternativa si no se cuenta con los productos necesarios. Colocar los anteojos bajo el agua y pasarles el jabón para luego limpiar con un algodón es suficiente para dejarlos impecables.
Las cenizas de cigarrillo pueden funcionar pero solo con los vidrios reales. Los de plástico se pueden dañar aún más. Es por eso que tampoco se recomienda a los dueños de anteojos de plástico que no tengan un paño de gamuza porque se los terminarán rompiendo más que limpiando. Con frotar las cenizas con un paño de papel seco, la suciedad se removerá.
Los rayones se pueden remover si son leves pero siempre hay una mancha que queda. El champú es ideal pero tiene un proceso distinto de actuación. Hay que colocar un poco en un bol de agua tibia. Luego poner los anteojos durante al menos cinco minutos en el recipiente y secarlos con un paño.
Copy