Con el comienzo de los días de calor, suele suceder que quienes tienen patio comiencen a ver las líneas de hormigas intentando ingresar a la cocina. Los mismo pasa con las moscas de la fruta, esos insectos que terminan llenado la cocina y parecen no querer alejarse de tu comida.

¿Las moscas y hormigas te vuelven loco? A no desesperar, te damos algunos consejos para mantenerlas alejadas de tu cocina y un súper tip que todos difundieron desde las redes sociales y que aseguran, ¡es genial!
  • No dejar restos de comida: las hormigas y los insectos en general se sienten atraídos por la comida. Para evitar que se acerquen, el punto principal es no dejarla al aire libre. Si nos sobra, es mejor tener un pote con un buen cierre para guardarla.
  • Limpiar y desinfectar las superficies donde prepara la comida: pasar siempre un trapo húmedo para sacar restos de comida que puedan quedar allí. En lo posible, utilizar líquidos desinfectantes para superficies, antes de pasar el trapo con agua.
  • Cubrir los alimentos y las fuentes de alimentos. Tal como sucede con los restos de comida, a veces dejamos alimentos al aire libre y los insectos se acercan a los mismos. En este caso, reiteramos el consejo de tener platos con tapas. Hoy en día se pueden conseguir en plástico extensible y sirve para cualquier tamaño.
  • Limpiar el piso regularmente. Tal como sucede con las mesadas, el piso puede recibir restos de comida sin que nos demos cuenta. En necesario mantenerlo limpio ya que las hormigas parecen aparecer “de la nada”.
  • Sellar los puntos de acceso al hogar. Aunque parezcan muy pequeñas, cualquier grieta o agujero puede hacer que las hormigas entren en nuestra casa. Por tal motivo, cualquier hueco que veamos es necesario taparlo rápidamente.

El “remedio casero” contra las moscas de las frutas en la cocina

En un pote con boca ancha mezclá:
1 vaso de agua
3 cdas de vinagre (vino, alcohol, manzanilla)
2 cdas de detergente
2 cdas de azúcar
Los mejores trucos para evitar que tu cocina se llene de moscas y hormigas
Diluí bien el azúcar en el agua y echá el resto de los ingredientes. Deja el pote en un rincón oscuro y húmedo (seguro ahí es donde están) y podrás eliminarlas en unas horas.
Copy