Siete usos del suavizante para la ropa que desconocías

Siete usos del suavizante para la ropa que desconocías

De limpiador para el baño a ambientador casero, los usos alternativos de este producto te sorprenderán

Usos alternativos del suavizante para la ropa en el hogar.

El suavizante para la ropa, además de dejar como nuevas las prendas arrugadas y maltratadas por la lavadora, tiene muchos otros usos que no conocías. Desde un limpiador para el baño a un ambientador casero, aquí te mostramos otras formas sorprendentes de utilizar este producto en casa.

Para dejar el baño impecable

Mezcla en un recipiente un vaso de agua, un poco de alcohol y la medida de un tapón de suavizante. Después limpia con la mezcla el inodoro, el lavabo, el bidé, la ducha o la bañera y déjalo secar. Verás como este producto deja un aroma agradable y hace que las piezas del baño brillen más.

Elimina los restos de comida de las ollas

¿Cuánto tiempo has perdido intentando despegar los restos de comida que se quedan en el fondo de las ollas? Si no quieres dejarle las uñas en el intento, un truco casero para eliminar esos restos es llenar la olla con agua y un poco de suavizante y dejarlo actuar toda la noche. A la mañana siguiente verás cómo la suciedad se despega fácilmente.

Como ambientador casero

Sólo necesitas 1/4 de taza de suavizante, 2 cucharaditas de bicarbonato y agua caliente para crear un ambientador casero con el que deshacerte de los malos olores. Mezcla los dos ingredientes en una botella de spray, rellena el resto con agua caliente y rocíalo en las habitaciones o sobre las sábanas para sorprender a tus invitados.

Para suavizar las alfombras

Muchas alfombras, especialmente cuando son nuevas, tienes un tacto más áspero y duro de lo que nos gustaría. Si lo que quieres es darles una textura más delicada y sedosa, bastará con diluir una medida de suavizante en dos litros de agua y frotar la mezcla con una esponja sobre la alfombra.

Para limpiar los suelos

Si agregas un chorro de suavizante al cubo de la fregona puedes conseguir un limpiador para suelos casero con el que recoger la suciedad y dejar en tu casa un agradable aroma.

Suaviza las brochas y los pinceles de maquillaje

Con el tiempo y los usos las brochas se vuelven rígidas, haciendo que sea prácticamente imposible pintar con ellas. Lo mismo ocurre con los pinceles de maquillaje, los que además deberías limpiar a menudo para evitar que se conviertan en un nido de bacterias. Para eliminar esa rigidez de las brochas y los pinceles bastará con dejarlos unas horas en un vaso de agua lleno de agua y un chorro de suavizante.

Te ayuda a deshacerte del papel pintado

¿Te has cansado del papel pintado de tu habitación pero te asusta tener que arrancarlo? El suavizante para la ropa puede ayudarte a deshacerte de él. Prepara una mezcla de este producto con agua caliente, rellena con ella una botella de espray y rocíala sobre la pared. Déjala actuar durante unos 20 minutos y comienza a despegar el papel pintado por la parte inferior.

Copy

Hit enter to search or ESC to close.