El horno es uno de los electrodomésticos de la casa que más se ensucian y que no suelen limpiarse con la frecuencia que deberían, quizá en parte debido a la incomodidad de limpiar ciertas zonas del interior y de la dificultad de eliminar la suciedad adherida por efecto del calor.

No obstante, de igual forma que al utilizar una sartén o una olla procuramos que esté limpia de un uso anterior ¿Por qué no hacemos lo mismo con el horno? La desidia de limpiarlo, no puede hacer que mantengamos el horno en mal estado, por higiene y por nuestra propia salud.

Debido al calor, la grasa y los pequeños residuos de comida que hayan podido caer sobre las bandejas, la puerta o la zona inferior del horno, se quedan tan incrustados que nos cuesta muchísimo volver a dejarlo realmente limpio, por eso hoy te mostramos cómo limpiar el horno y los pasos a seguir para dejarlo como nuevo. Ya verás que con estos consejos conseguirás los resultados que esperas en menos tiempo y sin tener que frotar tanto como antes.

Copy