¡En invierno nos enfrentamos a muchos días de frío intenso y solo pensamos en el momento en que nos acomodaremos en una cama calentita!

Para calentar una cama fría, existen varios consejos y métodos  rápidos del sistema D  que pueden ayudarlo a experimentar la fantástica sensación de calidez y relajación.

¡Aquí se explica cómo calentar la cama rápidamente en invierno con remedios caseros!

medias

Con calcetines de sal

¡El primer método es el calcetín de sal!

Este es un remedio de la abuela que además ayuda a calentar las manos y aliviar la sensación de frío y sequedad de la piel.

¡Su preparación es muy sencilla! Solo toma un puñado de sal gruesa y caliéntalo en una sartén.

Cuando haya alcanzado la temperatura deseada, coge una cuchara y vierte la sal poco a poco en un  calcetín , con cuidado de no quemarte.

Haz un nudo y listo, ¡tu calcetín está listo!

Por supuesto, un calcetín no es suficiente para calentar toda la cama, pero puedes hacer otros y colocarlos en lugares localizados de la cama, por ejemplo, donde pones los pies o la almohada.

botella de agua caliente

Con una botella de agua caliente

¡Otro remedio sencillo y muy eficaz es la bolsa de agua caliente!

Este truco se puede preparar rápidamente y está al alcance de todos porque ¡siempre puedes encontrar lo que necesitas en casa!

Necesitará una o más botellas de plástico y agua caliente.

Calienta la cantidad de agua necesaria para llenar las botellas en una cacerola. Cuando el agua alcance la temperatura que deseas, apaga el fuego y vierte el agua en las botellas.

Recuerde usar plástico resistente al calor, de lo contrario, la botella puede derretirse.

¡ Pon la botella en la cama y   listo  !

Puedes hacer varios y colocarlos en los lugares del colchón que quieras calentar.

secador de pelo

con un secador de pelo

¡Este truco es muy rápido y a todos les encanta porque te permite dormir calentito!

El método del secador de pelo no solo se usa para la cama, sino que este dispositivo puede ayudarte a lograr muchas cosas en casa, ¡como quitar el polvo del radiador!

Como puedes imaginar, basta con  destapar la cama antes de dormir  y secar todas las sábanas con el secador de pelo para calentarlas.

Una vez que los haya calentado a la temperatura que desea, apague el secador de pelo y acuéstese en la cama. ¡Qué sentimiento tan maravilloso!

No te acuestes con el secador de pelo porque es peligroso y podrías quedarte dormido con él.

pijama caliente

Calentando tu pijama

Este truco no se trata realmente de calentar la cama, ¡se trata de calentar tu pijama!

A menudo puede encontrar alivio usando pijamas abrigadas en lugar de sábanas y almohadas abrigadas.

De nuevo, puedes hacerlo con un secador de pelo o colocando el pijama  sobre el radiador  durante unos minutos, dándole la vuelta para calentarlo por todos lados.

Verás que cuando te pongas el pijama calentito, ¡ya habrás hecho todo lo necesario para dormir bien!

Advertencias

Pruebe estos métodos con cuidado y precaución. No exceda la temperatura del agua y tenga cuidado de no quemarse.

Copy