A menudo se lo conoce como un producto multipropósito esencial en el hogar. Además de ser fácil de conseguir y económico, es cierto que el bicarbonato de sodio es un valioso aliado en cuanto a las tareas del hogar se refiere. Es un excelente desinfectante y detergente natural con grandes propiedades limpiadoras y quitamanchas. Ayuda a destapar el fregadero, dar brillo a las ollas, neutralizar los malos olores o fijar los colores de la ropa. Pero, también se utiliza para el cuidado del cuerpo o para facilitar la digestión. Sin embargo, con demasiada frecuencia olvidamos que también funciona de maravilla en la cocina.

Socio estratégico, el bicarbonato de sodio es el ingrediente ideal para perfeccionar tus recetas culinarias. Descubra por qué es absolutamente necesario agregar una pizca de este polvo al cocinar tomates.

Cocinar tomates: ¿cuál será la acción del bicarbonato de sodio?

cocinar tomates

Esto no es nuevo: muchas personas ya conocen los beneficios del  bicarbonato de sodio  en la preparación de diversos platos. Hoy, el chef Stephane Camilieri revela por qué es inteligente rociar un poco sobre los tomates mientras cocina. Un pequeño gesto que sublimará tu plato. ¡Apostamos a que no podrás prescindir de él!

Para todos aquellos que no soporten mucho la acidez del tomate, se agradecerá mucho la intervención del bicarbonato. De hecho, tiene precisamente la capacidad de equilibrar esta acidez. Especialmente cuando se trata de tomates enlatados. Para combatir este efecto, todo lo que necesita hacer es agregar una pizca o dos de este polvo blanco mientras cocina para eliminar este problema.

Tenga la seguridad de que una cantidad tan pequeña no afectará la textura o el sabor de las sopas, salsas o purés en los que incluya tomates. Como probablemente sepas, la salsa de tomate se basa en un delicado equilibrio agridulce: para ajustar su sabor durante la cocción, en lugar de agregar azúcar en polvo (como hacen algunos), que corre el riesgo de distorsionar el sabor, el bicarbonato de sodio será tu mejor aliado.

NOTA  : también se puede utilizar para reducir la acidez de mermeladas o coulis de frutas.

Otros consejos para cocinar con bicarbonato de sodio

Bicarbonato de sodio en un tazón

Además de ser efectivo para endulzar el sabor de los  tomates  enlatados  , el bicarbonato de sodio también es útil para muchas otras preparaciones culinarias.

Aquí hay algunos:

  • Las cebollas agregan sabor extra a cualquier plato, pero pueden perder textura y sabor durante la cocción. Para evitarlo, solo tendrás que añadir un poco de bicarbonato de sodio a la sartén. Obtendrás así lonchas jugosas y sabrosas, ya que este polvo tiene la capacidad de retener la humedad en su interior. Además, te ayudará a dorarlos más rápido. En proporción, para medio kilo de cebollas, utiliza un cuarto de cucharadita de bicarbonato de sodio en polvo.
  • Al hacer hummus, puedes recurrir a este increíble truco. El bicarbonato de sodio ayudará a que los garbanzos conserven su textura suave. Mezcla una taza de garbanzos secos con seis tazas de agua fría y una cucharadita de bicarbonato de sodio. Deje reposar la mezcla durante la noche en el refrigerador . Primero notará que los granos se hincharán bien y luego se ablandarán durante la preparación. Así, estarás encantado de obtener un puré de hummus perfecto, fino y cremoso.
  • Gracias a su función desinfectante y antiséptica, puedes confiar en el bicarbonato de sodio para lavar tus verduras de forma segura. En especial, para limpiar las que suelen estar en contacto con el suelo, como las patatas y las zanahorias. Por ello, te recomendamos que las pongas en remojo durante unos minutos en agua tibia y bicarbonato de sodio antes de cocinarlas.
Copy