La estufa, ya sea eléctrica o de gas, necesita un mantenimiento regular. En efecto, al cocinar, las salpicaduras de grasa y las ollas desbordadas manchan la placa y los quemadores, y por lo tanto, hacen que la cocina esté en mal estado. Para mantener el equipamiento de tu hogar, puedes utilizar ingredientes naturales. Descubre cómo limpiar la estufa con medio limón.

La cocina necesita un mantenimiento regular para limpiarla de salpicaduras de grasa y restos de comida. De lo contrario, estas manchas pueden endurecerse y, por lo tanto, resultar difíciles de limpiar.

¿Limpiar la estufa con medio limón?

Limón para limpiar.

Gracias al ácido cítrico que contiene, el limón es eficaz  para desinfectar y desengrasar superficies,  además de eliminar las manchas difíciles. Para ello, espolvorea un poco de sal fina sobre la placa de la estufa, y frota con medio limón. Dejar actuar de 5 a 10 minutos y enjuagar la placa con un paño de microfibra húmedo. Tenga en cuenta que la sal tiene un efecto abrasivo que  facilita la eliminación de la suciedad.

Tenga en cuenta que puede usar el limón para limpiar la parrilla y los quemadores. Para ello, sumérjalos en agua caliente con jugo de limón y déjelos por 30 minutos. Luego frote la parrilla y los quemadores con una esponja, enjuáguelos y luego séquelos cuidadosamente antes de volver a colocarlos.

Otros consejos para limpiar la estufa

Para limpiar eficazmente su estufa y eliminar las manchas de grasa, son posibles otros productos domésticos, además del limón.

limpiar la estufa

  • Bicarbonato de sodio para limpiar la estufa

El bicarbonato de sodio es un  producto doméstico eficaz para limpiar superficies  y eliminar manchas. Para ello, basta con verter un poco de bicarbonato de sodio sobre la placa de cocción y frotar con una esponja de microfibra húmeda, por la parte blanda,  para no rayar la superficie de la placa de cocción.  Luego enjuague con un paño limpio y ligeramente humedecido.

Para evitar la acumulación de suciedad en su estufa, es recomendable limpiar la placa de cocción  después de cada uso  con una esponja empapada en una mezcla de bicarbonato de sodio y agua caliente.

  • Agua jabonosa para destapar la estufa

Para limpiar la cocina a fondo, no basta con desengrasar la placa, sino que también es necesario  limpiar la parrilla y los quemadores . Para ello, llena una palangana con agua caliente y unas gotas de líquido lavavajillas  y remoja la rejilla  Luego frote con una esponja para eliminar la suciedad incrustada.  Para desengrasar eficazmente los quemadores,  sumérjalos en un recipiente que contenga agua hirviendo con jabón de Marsella añadido. Dejar actuar al menos dos horas, o toda la noche  si los quemadores están muy sucios, y luego frote con una esponja o con un cepillo de dientes viejo, para asegurarse de limpiar cada rincón y grieta. Luego enjuague los quemadores y séquelos bien antes de volver a colocarlos. Ten en cuenta que puedes sustituir el jabón de Marsella por jabón negro, que además es un producto natural biodegradable,  eficaz para eliminar las manchas de grasa.

  • Vinagre blanco para desengrasar la estufa

El vinagre blanco es un producto polivalente,  muy popular en la limpieza del hogar.  Este quitamanchas natural es eficaz para desengrasar y desinfectar superficies. Para ello, rocía el vinagre blanco sobre la superficie de la estufa y déjalo actuar durante 20 minutos. Luego frote con una esponja en el lado suave, enjuague y luego seque.

También se puede utilizar vinagre blanco  para limpiar las rejillas. Para hacer esto, vierta un poco de vinagre blanco en un recipiente con agua caliente y sumerja la rejilla en él. Si está muy sucia,  puedes añadir un puñado de sal gorda  que también es eficaz contra las manchas de grasa.

Copy