El vinagre blanco es un producto que siempre está presente en nuestras cocinas. Se utiliza para lavar y desinfectar lechugas antes de preparar una ensalada, pero también para dar sabor a determinados platos. Pero, ¿sabías que el vinagre blanco también es muy útil para limpiar el baño ?

 

 

Por razones de higiene, limpiar y desinfectar el baño es una de esas tareas domésticas que no podemos evitar en absoluto. Precisamente por eso, la limpieza del baño debe hacerse una vez a la semana y el vinagre nos permite hacerlo utilizando un único ingrediente, que además es natural.

Además de desinfectante, el vinagre tiene propiedades capaces de eliminar la cal y el moho y devolver el brillo a las superficies. A continuación te enumeramos 6 trucos para limpiar el baño con vinagre blanco .

1. Vinagre blanco para limpiar y desinfectar el inodoro

El inodoro es propenso a la acumulación de bacterias y suciedad. Puedes utilizar una cantidad generosa de vinagre blanco para limpiarlo, blanquearlo y desinfectarlo.

Vierta 250 ml de vinagre blanco sobre toda la superficie del inodoro (interior y exterior) y espere unos 15 minutos. Finalmente, frote con una esponja y enjuague con abundante agua, luego seque con un paño limpio.

2. Vinagre y limón para que los grifos brillen

La espuma de jabón y la cal que se acumulan en la superficie del grifo hacen que el metal se vuelva más opaco. Para recuperar su brillo puedes utilizar una solución de vinagre y limón.

Mezcla el jugo de un limón con 125 ml de vinagre, sumerge un cepillo de dientes en la solución y úsalo para fregar la superficie del grifo. Finalmente, limpie con un paño limpio para secar y eliminar los residuos.

3. Vinagre blanco para hacer brillar cristales y espejos

El polvo, los residuos de pasta de dientes y otras suciedades se acumulan en los espejos del baño. Para limpiar bien un espejo y que vuelva a brillar puedes utilizar vinagre blanco.

Mezcla dos partes iguales de vinagre y agua en una botella con atomizador. Pulverizar la solución sobre el espejo o cristal y pasar una hoja de periódico para eliminar los residuos y secar.

4. Bicarbonato de sodio y vinagre para limpiar la bañera

La bañera o la ducha pueden mancharse con la humedad y la cal. Para restaurar el brillo, puede usar vinagre sin diluir y un poco de bicarbonato de sodio.

Mezcle 1 cucharada de bicarbonato de sodio con 125 ml de vinagre blanco y luego aplique la solución a la superficie de la bañera o ducha con una esponja.

Espere unos minutos, luego enjuague con abundante agua y abra la ventana para que se seque.

5. Limpiar los azulejos con vinagre

Los azulejos del baño tienden a perder su brillo debido a los residuos de cal y jabón que se acumulan en su superficie. Para que vuelvan a brillar, puedes limpiarlas una vez al mes con una solución de vinagre blanco.

Vierta 125 ml de agua y 250 ml de vinagre blanco en una botella con atomizador. Rocíe la solución sobre las baldosas y, después de un par de minutos, límpiela con un paño limpio para eliminar la suciedad.

6. Bicarbonato de sodio, limón y vinagre para desinfectar el fregadero

Estos tres ingredientes naturales tienen el mismo poder desinfectante que los productos industriales disponibles en el supermercado, pero sin tener contraindicaciones y sin ser nocivos para el medio ambiente. Además de desinfectar, limpian a fondo las superficies.

Mezcla el jugo de un limón con 125 ml de agua, 60 ml de vinagre blanco y 1 cucharada de bicarbonato de sodio.

Sumerja una esponja en la solución y luego limpie la superficie del fregadero con ella. Finalmente, espere unos minutos y luego enjuague con abundante agua.

Como ves, hay mil formas de limpiar tu baño con vinagre blanco , ya que es un producto muy versátil y realmente potente.

Copy