La sal es un ingrediente indispensable en nuestras cocinas, pero su uso no debe limitarse a sazonar nuestros platos. Útil, versátil y rica en cualidades, la sal es también un excelente aliado en la limpieza del hogar.

 

 

Este poderoso ingrediente natural puede usarse en lugar de muchos productos químicos de limpieza, que son dañinos tanto para el medio ambiente como para nuestra salud. Y, cuando se combina con otros ingredientes como el vinagre y el bicarbonato de sodio, sus beneficios pueden incluso potenciarse.

En este artículo te explicamos cómo utilizar la sal para limpiar diversos elementos y superficies de la cocina, eliminando así la grasa y la suciedad rebeldes, como los restos de comida.

1. Sartenes y bandejas

Espolvoree sal gruesa en la superficie de las sartenes y bandejas, espere 5 minutos y luego frote con una esponja seca.

Finalmente, lavar con abundante agua caliente y detergente. En el caso de las bandejas de horno, comprobar si se puede utilizar algún detergente o necesitan algún producto específico.

2. Fregadero

Para eliminar los malos olores que salen del desagüe, vierte en él 130 gramos de sal y, pasados ​​unos minutos, deja correr abundante agua caliente.

No espere a que se formen malos olores. Puedes aplicar este truco una vez a la semana para prevenirlas y tener siempre el desagüe limpio.

3. Elimina el olor a pescado

Espolvorea sal en las sartenes y ollas utilizadas para cocinar el pescado y llénalas con agua caliente.

Espere unos treinta minutos, luego lávelos normalmente. El olor a pescado será sabroso.

4. Refrigerador

Para eliminar cualquier mancha en el frigorífico, mezcle 60 gramos de sal con 250 ml de agua.

Humedece un paño en la solución, vacía la nevera y limpia todos los rincones. Esta solución también ayuda a desinfectar las superficies interiores de la nevera.

5. Manchas y residuos de café

Si tu cafetera tiene manchas de café o cal, llénala con cubitos de hielo y añade 80 gramos de sal.

Agite vigorosamente con una cuchara de madera, espere a que el hielo se derrita y luego lave normalmente.

6. Tazas

Si tus tazas tienen manchas, espolvorea un poco de sal dentro de ellas, luego usa un paño húmedo para frotar bien hasta que desaparezcan por completo. Finalmente, lavar con agua fría.

Ahora que ya sabes cómo utilizar la sal en la limpieza de tu cocina , prueba a poner en práctica los consejos descritos anteriormente para evitar el uso de productos químicos y nocivos.

Copy