Todas tenemos en casa un kit de manicura en el que nunca falta el utilísimo cortaúñas . Esta herramienta es fundamental para mantener nuestras uñas en perfecto estado.

El cortaúñas , de hecho, ayuda a cortar las cutículas y las propias uñas, y por ello es importante dedicarles un mantenimiento adecuado. Esto incluye desinfectarlo, pero ocasionalmente también es necesario afilarlo.

Un cortaúñas bien afilado nos ayudará a evitar dañar nuestras uñas y provocar cortes.

A continuación te sugerimos algunos trucos para afilar un cortaúñas y dejarlo como nuevo.

1. Con papel de aluminio

Haz una bola con papel de aluminio y córtala con el cortaúñas, abriéndola y cerrándola. Esto ayudará a mantener las cuchillas afiladas.

Repita el proceso durante unos segundos hasta que el cortaúñas esté completamente afilado.

2. Con una lima de uñas

Si nuestro cortaúñas ya no es tan efectivo como antes, puedes usar una lima de uñas para afilarlo.

Pasa la lima directamente sobre el extremo afilado del cortaúñas, sin aplicar una presión excesiva.

Pasar la lima uniformemente y sin ejercer demasiada presión, para evitar deformar la parte afilada del cortaúñas.

Crema para aumentar la eficacia del cortauñas

Para cortar las cutículas más fácil y rápido puedes preparar una crema eficaz. Necesitas los siguientes ingredientes:

  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de crema hidratante
  • 3 gotas de aceite de oliva

Mezcla los tres ingredientes hasta que se integren por completo entre sí, luego aplica sobre las uñas por unos minutos y luego enjuaga con abundante agua. Las cutículas están listas para ser cortadas.

Copy