Los desagües obstruidos  son un problema muy común en nuestros hogares, sobre todo si tenemos tuberías un poco anticuadas. Este problema también puede ir acompañado de malos olores, debido a restos de comida y suciedad que se acumulan en los propios desagües.

Normalmente se utilizan productos químicos especiales para desatascar un desagüe atascado, pero pocos saben que es posible obtener el mismo resultado gastando mucho menos y sin dañar el medio ambiente: a continuación te sugerimos el famoso  truco de la botella para desatascar un desagüe atascado .

Comience por obtener una botella de plástico vacía de un galón, bicarbonato de sodio y vinagre blanco. La botella obviamente debe estar vacía.

Vierta 150 gramos de bicarbonato de sodio en la botella, luego vierta gradualmente 300 ml de vinagre. Es importante proceder despacio para evitar que la reacción efervescente que se genera entre los dos ingredientes no haga que la solución salga de la botella.

Vierta el contenido de la botella por el desagüe, asegurándose de que todo baje. Apriete la botella para liberar la solución con un poco de presión.

La reacción efervescente también continuará por el desagüe, eliminando cualquier residuo y desobstruyéndolo.

Espere unos 5 minutos, luego vierta abundante agua caliente por el desagüe para  eliminar todos los residuos y tener un desagüe perfectamente funcional y fragante.

Copy