Los zapatos blancos son muy elegantes, pero tienden a amarillearse y ensuciarse con más frecuencia. Afortunadamente, existen muchos trucos que te permiten limpiarlos a fondo y devolverlos a su aspecto original.

 

 

A continuación te proponemos tres trucos DIY que te ayudarán a limpiar tus zapatos blancos de forma fácil, rápida y, sobre todo, eficaz.

Truco #1

Necesitas:

  • Bicarbonato de sodio
  • Cepillo de dientes
  • Agua caliente

Moje el cepillo de dientes en agua tibia, luego vierta un poco de bicarbonato de sodio y frote las áreas sucias de sus zapatos.

Enjuague los zapatos de lona y déjelos secar al aire libre, pero asegúrese de no exponerlos a la luz solar directa que podría causar manchas molestas.

Truco #2

Necesitas:

  • Limpiador
  • un trozo de algodón
  • Una pequeña cantidad de alcohol de 90°

Sumerja la bola de algodón en leche limpiadora y frótela en las manchas de sus zapatos. Este método es más eficaz en las manchas menos resistentes.

Para manchas más difíciles se puede utilizar alcohol de 90°. No te excedas con este producto, podría dañar algunos de los materiales con los que están hechos los zapatos.

Truco #3

Necesitas:

  • Cepillo de dientes
  • vinagre blanco
  • Pasta dental

Aplica vinagre blanco en tu cepillo de dientes, previamente humedecido con un poco de agua. Agregue la pasta de dientes, luego frótela en sus zapatos.

Frote enérgicamente para eliminar incluso las manchas más difíciles.

Ahora que ya sabes cómo limpiar zapatos blancos y dejarlos como nuevos, elige el truco que mejor se adapte al material de tus zapatos y pruébalo ahora mismo: los resultados son realmente sorprendentes.

Copy