El ácido cítrico es un conservante natural y antioxidante utilizado en muchas industrias, como la cosmética, la alimentaria o la farmacéutica. Es un ácido orgánico presente en una gran variedad de frutas, especialmente en los cítricos, aunque la mayor parte del ácido cítrico del mercado se obtiene a través de la fermentación de azúcares.

Ampliamente utilizado como conservante de alimentos, el ácido cítrico es también un aliado muy poderoso para la limpieza del hogar, pudiendo ser utilizado de muy diversas formas.

A continuación te sugerimos los principales y más importantes usos del ácido cítrico en el hogar.

1. Eliminar el óxido

Prepare una solución de medio litro de agua y dos cucharadas de ácido cítrico, vierta en una botella con atomizador y agite bien.

Rocíe la solución sobre el objeto oxidado para recuperarlo, luego frote bien con un cepillo y seque.

El artículo será devuelto a su apariencia original. Recuerda no usarlo en objetos de aluminio.

2. Recupera sartenes quemadas

Aunque algunas parecen irrecuperables, la mayoría de las sartenes quemadas se pueden recuperar con ácido cítrico.

Llena la olla con agua, agrega dos cucharadas de ácido cítrico y lleva a ebullición. La olla volverá a estar como nueva.

3. Destapar un drenaje bloqueado

No necesita comprar productos agresivos para destapar un desagüe bloqueado.

Simplemente vierta media taza de ácido cítrico y media taza de bicarbonato de sodio por el desagüe. Acto seguido, vierte medio vaso de agua caliente y espera a que los ingredientes hagan su efecto casi milagroso.

4. Desinfectar superficies

Una de las funciones del ácido cítrico es su capacidad para desinfectar y limpiar a fondo las superficies.

Mezcle 100 gramos de ácido cítrico con un litro de agua caliente y use la solución para limpiar y desinfectar superficies como las de la cocina, excepto el mármol. Enjuague con abundante agua.

5. Descalcifica la lavadora

Para eliminar la cal y las impurezas que se acumulan en la lavadora, realice un lavado sin carga ya temperatura máxima, poniendo un litro de agua mezclada con 150 gramos de ácido cítrico en el compartimento del detergente.

6. Limpia alfombras

Aunque el truco más conocido pasa por el uso de bicarbonato, el ácido cítrico también es muy efectivo en la limpieza de alfombras eliminando cualquier tipo de suciedad.

Mezcle 100 gramos de ácido cítrico con un litro de agua en una botella con atomizador y aplíquelo directamente sobre la alfombra. Frote y enjuague.

7. Descalcifica la ducha

El cabezal de la ducha es propenso a la acumulación de cal, lo que compromete su eficacia. Desenrósquelo y sumérjalo en una bolsa llena de una solución de 150 gramos de ácido cítrico por cada litro de agua.

Añade también una cucharada de bicarbonato de sodio y déjalo reposar durante una hora. Finalmente enjuague, vuelva a conectar el cabezal de la ducha y deje correr el agua durante unos minutos.

8. Limpiar el inodoro

Gracias a sus propiedades limpiadoras y desinfectantes, el ácido cítrico es uno de los productos más eficaces para la limpieza del inodoro.

Espolvorea un poco de bicarbonato de sodio por toda la taza del inodoro y déjalo durante 30 minutos. Luego poner la misma cantidad de ácido cítrico y frotar bien con un cepillo.

Finalmente, aclarar con abundante agua y secar bien.

Copy