Las plantas que tenemos en casa son muy efectivas para decorar habitaciones y purificar el aire que respiramos. Por lo general, elegimos las plantas en función de sus colores, significados y tamaños. Otro factor determinante es sin duda el perfume.

El limón es una fruta excepcional, llena de vitaminas y con potentes beneficios para la salud. En este artículo te explicamos cómo germinar semillas de limón en una taza para tener un plantón que decore tu hogar y lo llene de un delicioso aroma .

Para empezar necesitas hacerte con unas semillas de limón, y para ello tienes dos opciones: puedes coger las semillas del próximo limón que vayas a utilizar en la cocina, o comprarlas en tiendas especializadas. Si eliges la primera opción, déjalos en remojo un rato para quitarles la piel que los recubre.

Luego necesitará obtener una taza de aproximadamente 250-300 ml. Llénalo con tierra y pon las semillas de limón a 2-3 centímetros de profundidad.

La semilla de limón necesita unos 7 días para germinar, luego el crecimiento de la plántula será más lento y también dependerá de los cuidados que reciba.

Cómo cuidar la plántula de limón.

El limón, como todos los cítricos, requiere cuidados específicos. A continuación te sugerimos tratamientos específicos para mantenerlo en el interior.

Tierra para macetas . Consigue una tierra para macetas permeable y bien ventilada. Los limones necesitan mucha agua, por lo que la tierra debe poder absorberla de la mejor manera posible.

 

Temperatura _ La planta de limón es muy sensible al frío, pero es un problema que no surge ya que la tendrás en interior. La temperatura ideal para la plántula de limón es entre 15 y 25 grados.

agua _ La humedad es otro factor muy importante. El limón necesita mucha agua, que debe agregarse lentamente para evitar el estancamiento. Mantenga siempre la tierra para macetas húmeda.

 

Copy