Las sábanas arrugadas no son las mejores si quieres beneficiarte de un sueño suave y tranquilo. La ropa de cama debe estar limpia, perfumada y sin arrugas, esto te brindará la comodidad que necesitas.

Adiós sábanas arrugadas

Cuando centrifugas muchas prendas en la lavadora, esto tiende a arrugar las sábanas, al mismo tiempo que aumenta la probabilidad de tener que plancharlas. Para evitar esta temida tarea aburrida, podemos realizar acciones sencillas para obtener la solución deseada.

Adiós sábanas arrugadas

Las sábanas arrugadas no son agradables a la hora de acostarnos, pero para tenerlas suaves y tirantes al tacto, significa que hay que plancharlas. Se trata de una operación que, además de ser un auténtico trabajo, repercute en la factura de la luz.

Plancha de vapor

Un consejo para conseguir que las sábanas estén lo más libres de arrugas posible es un truco sencillo de utilizar y todo lo que se necesita es un ingrediente.

Por lo tanto , una simple cucharada de un producto natural que tenemos en casa en la lavadora podría ser suficiente para marcar la diferencia a la hora de prevenir esas odiosas arrugas en la ropa de cama.

Se trata de confiar en un producto en particular para suavizar las fibras de la sábana: el vinagre blanco . Esta es la mejor alternativa natural al suavizante de telas.

Vinagre blanco: el suavizante natural por excelencia

Aunque el vinagre blanco es ahora universalmente conocido como un extraordinario producto para el hogar, muchos de nosotros todavía desconocemos su eficacia en los tejidos.

En cambio, el vinagre blanco tiene el mérito de haberse convertido con el tiempo en un aliado válido para el lavado y mantenimiento de la ropa y la ropa.

vinagre blanco

Gracias al vinagre blanco, tus tejidos podrán recuperar su color y vitalidad. Sin mencionar que, a diferencia de muchos suavizantes de telas, es un producto seguro para la piel, ideal también para quienes son vulnerables a los químicos presentes en los suavizantes de telas comerciales.

¡A muchas personas les encanta el olor de su suavizante de telas y no querrían reemplazarlo con vinagre para siempre! Bueno, estos fanáticos del suavizante de telas “lavanda” pueden alternar su uso.
Utiliza vinagre blanco, pero añadiendo unas gotas de aceite esencial de tu elección, como lavanda, limoncillo o eucalipto.

Con el tiempo, la posibilidad de no tener que “planchar” grandes cantidades de ropa cada vez, gracias al uso de vinagre blanco como suavizante, podría prevalecer sobre el olor…

Sin olvidar que el vinagre blanco se puede utilizar para lavar la ropa blanca, para blanquearla, como se hace por ejemplo con el bicarbonato de sodio.

Mujer carga ropa en la lavadora

Y para aquellos que aún no están convencidos de los beneficios de utilizar vinagre blanco, cabe recordar que es sencillamente eficaz para prolongar la vida útil de tu lavadora.

Por este motivo, basta con realizar una aspiración con agua y vinagre blanco una o dos veces al mes. La máquina quedará como nueva.

Sábanas arrugadas
Copy