Introduce una esponja para platos en el tambor de tu lavadora: el lavado será menos costoso y solucionará un problema molesto.

Esponja para platos en la lavadora.

Introducir una esponja para platos dentro de la lavadora puede parecer una práctica extraña y sin sentido. Esto no es así en absoluto: si empiezas a tomar esta pequeña precaución en cada lavado solucionarás un problema muy molesto y, en ocasiones, incluso costoso de solucionar.

Esta es una solución que ofrecemos principalmente a todos aquellos que tienen mascotas . Los animales como perros y gatos suelen perder mucho pelo y lo desprenden por todas partes, principalmente en nuestra ropa. Esto ocurre especialmente durante los cambios estacionales, y en otoño más que nunca. 

Mételo en la lavadora y descubre los beneficios.

El pelo de nuestras mascotas es una molestia en las estaciones de transición. En determinados momentos empiezan a perder cantidades enormes. Llenan toda la casa y las superficies sobre las que se apoyan . Nos armamos cada día de una aspiradora y mucha paciencia, consiguiendo en parte solucionar el problema. Quitar el pelo de la ropa es quizás la parte más difícil: el pelo se queda pegado a las telas de nuestras camisetas y pantalones, pero eso no nos importa. A nosotros nos da igual porque no podemos dejar de mimar a nuestros amigos de cuatro patas por ningún motivo. No nos interesa además porque ahora se ha establecido una solución curiosa y eficaz: introducir la esponja para platos en nuestra lavadora.

esponja para platos

Una solución curiosa, pero también sencilla, fácil, rápida e infalible. Tienes que meter en tu cesta toda esa ropa que se ha llenado de pelos y que no hemos podido quitar, el detergente que utilizamos habitualmente y la esponja lavavajillas. Entonces tenemos que iniciar el lavado y esperar a que termine: nuestra ropa saldrá de la lavadora completamente libre de pelos. Sin ningún esfuerzo habremos solucionado el problema. De hecho, durante el lavado, la esponja podrá capturar todos los pelos adheridos a la ropa que se encuentra en su interior.

Pelo de gato

Podrás decir adiós a las lavanderías y a todos esos productos que prometen una resolución fácil y rápida. Con el método de la esponja no quedará ni un solo pelo que se escape. Si quieres, puedes probar con otra práctica muy sencilla : poner vinagre blanco en el mismo cajón que los detergentes. El vinagre tendrá una doble acción, la de suavizar y la de eliminar el vello. No te preocupes por el olor fuertemente acre de este producto, al final del lavado no quedará rastro del mismo.

Copy