Prueba a mezclar estos dos ingredientes y verás, el ahorro está garantizado y la colada quedará perfecta. A continuación te revelamos este truco.

Bicarbonato de sodio y jabón

¿Cuánto dinero gastamos y cuánto tiempo perdemos buscando los detergentes perfectos? Estamos rodeados de docenas o cientos de productos diferentes, cada uno de los cuales afirma ser el mejor de todos. Siempre caemos en la trampa, compramos productos nuevos pensando que finalmente hemos encontrado el adecuado para nosotros. La realidad resulta entonces no ser la que pensábamos: al final son todos iguales, sólo cambian los distintos aromas o los distintos usos (suavizante o detergente).

Comprar detergentes

Al final de todo esto nos encontramos gastando cientos de euros sin haber encontrado quién sabe qué detergente milagroso. Así que ha llegado el momento de decir basta a este gasto innecesario: hay una manera de decir adiós para siempre a la compra de detergente para ropa. Se trata de una solución extremadamente positiva, especialmente en este período .

Una inflación del 12% ha provocado un coste de vida generalizado y vertiginoso en todas las zonas. Desde las facturas de luz y gas hasta todos los productos del supermercado (alimentación, cuidado personal y del hogar). Una curiosidad es que muchos han notado una reducción en la cantidad de producto dentro de los distintos paquetes. Se trata de una estrategia adoptada por las empresas para hacer frente a los aumentos vertiginosos de precios. Por tanto, todo va en detrimento de nuestro bolsillo, pero esto es lo que debemos hacer para eliminar este gasto para siempre.

Mezcla estos dos ingredientes y crea un detergente perfecto

Ya no será necesario comprar detergentes en el supermercado: con estos dos ingredientes sencillos y económicos podremos crearlo directamente en casa. El proceso es realmente sencillo y sólo debes seguir unos pocos pasos. Los dos ingredientes a combinar son bicarbonato de sodio y jabón de Marsella.

Para crear un detergente a partir de estos dos ingredientes es necesario seguir un procedimiento sencillo pero muy preciso. Lo primero que debemos hacer es espolvorear una bandeja de horno con 500 gramos de bicarbonato de sodio. Notarás unos grumos de bicarbonato, y estos grumos hay que triturarlos con ayuda de una espátula para que quede todo homogéneo.

Una vez completada la operación, coloca la sartén en el horno a 200 grados durante una hora completa. Puede que te parezca extraño, pero este es un paso fundamental porque nos permite hacer nuestro bicarbonato mucho más alcalino. Mientras se cocina, toma un bloque entero de jabón de Marsella y, con ayuda del rallador, crea pétalos de jabón muy pequeños.

Añade estos fragantes pétalos al bicarbonato de sodio previamente calentado en la sartén y mezcla con cuidado los dos ingredientes. Durante esta fase no serán líquidos, parecerán casi polvos. Recomendamos utilizar un guante de látex para realizar esta operación. Ahora veamos cómo proceder después de completar esta primera fase del procedimiento.

Bicarbonato de sodio

Detergente de soda y jabón de Marsella, así se utiliza

En este punto tendremos frente a nosotros una bandeja de horno y una mezcla en polvo de bicarbonato de sodio y pétalos de jabón de Marsella. Lo que hay que hacer ahora es pasar toda la mezcla de la sartén a un recipiente más conveniente , por ejemplo un tarro de cristal. Puedes ayudarte usando un embudo clásico.

Una vez finalizada la operación notarás la notable cantidad de producto que lograste crear con esta receta. Una forma de facilitar la extracción del producto es introducir un vaso medidor de madera (o cualquier otro material) en el tarro. Esta herramienta te será útil para tomar y sobre todo cuantificar el producto antes de introducirlo en el cajón de la lavadora. Nuestro consejo es meter solo uno en la lavadora por cada lavado , será suficiente para que la ropa quede brillante.

Bicarbonato de sodio

También tenemos consejos para ti respecto al suavizante de telas. También hay una manera de ahorrar en eso: usar vinagre en su lugar. ¡El vinagre tiene excelentes propiedades suavizantes y también el poder de neutralizar todos los malos olores! En cualquier caso, con esta receta de bicarbonato de sodio y jabón de Marsella podrás crear un detergente totalmente ecológico y sobre todo podrás ahorrar realmente mucho dinero. Te gastarás unos dos euros y te durará muchísimo. ¡Ver para creer!

Copy