Echa sal por el desagüe del fregadero, lo que sucede es asombroso. Por eso debes hacerlo todas las noches.

sal en el fregadero

Antes de irte a dormir recuerda realizar esta pequeña operación : echar un poco de sal por el desagüe del fregadero. Puede parecer extraño, pero los beneficios que puede aportar este pequeño gesto son muchísimos. A menudo sucede que huele mal en la cocina y no entiendes de dónde viene. La mayoría de las veces el mal olor proviene de las tuberías de nuestro fregadero.

Los restos de comida se quedan atrapados en el interior y empiezan a acumularse dando lugar a malos olores muy molestos. Además del problema de los olores, existe el problema de la obstrucción del propio desagüe. Los restos de comida malolientes también crean obstrucciones profundas. A continuación te explicamos cómo prevenir y resolver este malestar que suele ocurrir.

Tuberías obstruidas, cómo evitar este inconveniente

Para evitar la formación de montones de comida malolientes y la obstrucción del desagüe, es necesario tomar algunas precauciones e intervenir con el método que ilustramos en esta guía. En primer lugar, especificamos que la prevención es el primer paso para evitar inconvenientes de este tipo. Prevenir el problema es mucho más sencillo de lo que crees: cuando recoges la mesa y pones los platos sucios en la bandeja, primero debes tirar los restos de comida a la basura. Lo mismo ocurre con cualquier tipo de vajilla, antes de lavar la vajilla debes asegurarte de haber eliminado cualquier residuo. 

Sal en el fregadero

Otro método es adquirir tapones especiales para fregadero : los hay que dejan pasar el agua por las tuberías y al mismo tiempo lo filtran todo. Los restos de comida quedarán atrapados en estos tapones que podremos retirar y vaciar a la basura. Sólo debemos tener cuidado de comprar aquellos que tengan el tamaño adecuado para nuestro fregadero.

Si te encuentras en esta situación y ya es tarde para intervenir con las gorras, tenemos para ti un método infalible y muy económico. Así es como se hace.

fregadero limpio

Echa sal por el fregadero: estos son los beneficios

Con este método en particular matas “dos pájaros de un tiro”: realizando esta operación todas las noches eliminarás los malos olores y desatascarás los tubos del fregadero. Antes de ir a dormir basta con echar 200 gramos de sal en la pipa . Si lo deseas, puedes potenciar el efecto creando una mezcla de sal y bicarbonato de sodio. La cantidad de bicarbonato de sodio a introducir junto con la sal debe ser de 120 gramos. Mezclar bien los dos polvos e introducirlos en el desagüe.

Después de eso no tendrás que hacer nada más, podrás irte a dormir porque estas dos sustancias tendrán que actuar toda la noche . A la mañana siguiente, hierve un litro de agua en una cacerola y viértelo en el fregadero. El agua caliente servirá para disolver todo lo que la sal y el bicarbonato de sodio ya han corroído, y el paso del agua volverá a ser muy fluido y rápido. El tubo quedará libre de cualquier residuo , y además podrás notar la desaparición total de los malos olores. Con el uso de estos sencillos ingredientes podrá mantener su fregadero funcionando bien, con un gasto mínimo y un rendimiento máximo. 

Copy