Crear tus propios fertilizantes caseros es una excelente manera de alimentar tus plantas con nutrientes naturales mientras reciclas restos de cocina y otros desechos domésticos. Aquí hay 20 ingredientes fáciles de encontrar que puede utilizar para preparar fertilizantes para plantas eficaces en casa:

  1. Café molido : rico en nitrógeno, el café molido puede esparcirse directamente sobre el suelo o agregarse al abono.
  2. Cáscaras de huevo : las cáscaras de huevo trituradas añaden calcio al suelo, que es vital para el crecimiento de las células vegetales.
  3. Cáscaras de plátano : ricas en potasio, las cáscaras de plátano se pueden enterrar enteras cerca de las raíces de las plantas o remojar en agua para obtener un fertilizante líquido.
  4. Agua para cocinar : el agua que se utiliza para hervir verduras contiene nutrientes. Déjalo enfriar y úsalo para regar las plantas.
  5. Ceniza de madera : la ceniza de madera de una chimenea se puede rociar en pequeñas cantidades para agregar potasio y calcio al suelo.
  6. Agua de acuario : al cambiar el agua de un acuario de agua dulce, utilice el agua vieja para las plantas, ya que es rica en nitrógeno y otros nutrientes.
  7. Sal de Epsom : una fuente de magnesio y azufre, la sal de Epsom se puede disolver en agua y usarse para alimentar a las plantas, promoviendo un crecimiento saludable.
  8. Recortes de césped : a medida que se descomponen, los recortes de césped liberan nitrógeno al suelo.
  9. Moho de las hojas : las hojas descompuestas (moho de las hojas) enriquecen el suelo y mejoran su textura.
  10. Té verde : una solución débil de té verde puede proporcionar nutrientes a las plantas. Asegúrese de utilizar té sin azúcar.
  11. Melaza : agregar melaza al abono o diluirlo en agua puede ayudar a aumentar la actividad microbiana y proporcionar potasio.
  12. Malezas : Las malezas remojadas en agua crean un “té de malezas” rico en nutrientes. Solo asegúrese de que las malas hierbas no se hayan convertido en semillas.
  13. Compost : el compostaje regular de residuos de cocina y jardín proporciona una mezcla equilibrada de nutrientes esenciales y mejora la estructura del suelo.
  14. Algas marinas : las algas frescas o secas se pueden enjuagar (para eliminar la sal) y agregar al abono o remojar en agua para crear un fertilizante líquido rico en oligoelementos.
  15. Gelatina : la gelatina sin sabor es una fuente de nitrógeno. Disuélvelo en agua para crear un alimento rico en proteínas.
  16. Vinagre : el vinagre diluido (preferiblemente vinagre de sidra de manzana) puede ayudar a aumentar la acidez del suelo y proporcionar hierro a las plantas.
  17. Leche en polvo : la leche en polvo es una buena fuente de calcio y se puede rociar directamente en el suelo o disolver en agua.
  18. Harina de gluten de maíz : un subproducto del procesamiento del maíz, la harina de gluten de maíz puede servir como fertilizante y inhibidor de malezas preemergentes naturales.
  19. Estiércol de pollo : el estiércol de pollo bien compostado es un fertilizante con alto contenido de nitrógeno, pero debe usarse con moderación para evitar quemar plantas.
  20. Ceniza de papel : la ceniza de papel no brillante quemado se puede usar en pequeñas cantidades para agregar potasio y ayudar a controlar las plagas.

Al utilizar estas soluciones caseras, no sólo proporcionas a tus plantas los nutrientes esenciales, sino que también contribuyes a una práctica de jardinería más sostenible.

Copy