Propagar hortensias a partir de esquejes es una forma popular y rentable de ampliar su jardín o compartir plantas con amigos y familiares. Con este método sencillo y eficaz, podrás fomentar que los esquejes de hortensias echen raíces rápidamente, asegurando un proceso de propagación exitoso con el mínimo esfuerzo.

He aquí cómo hacerlo:

  1. Seleccione esquejes saludables: elija tallos sanos y libres de enfermedades de su planta de hortensia para la propagación por esquejes. Busque tallos que sean jóvenes y flexibles, idealmente con algunos juegos de hojas a lo largo de su longitud.
  2. Prepare los esquejes: use podadoras limpias y afiladas para tomar esquejes de la planta de hortensia. Cada corte debe tener de 4 a 6 pulgadas de largo e incluir al menos dos juegos de hojas. Retire las hojas inferiores del esqueje para exponer un nudo donde se formarán las raíces.
  3. Sumergir en hormona de enraizamiento (opcional): Si bien no es estrictamente necesario, sumergir el extremo cortado de cada esqueje de hortensia en hormona de enraizamiento puede ayudar a estimular el crecimiento de las raíces y aumentar las posibilidades de una propagación exitosa.
  4. Plantar en mezcla para macetas: llene macetas o bandejas pequeñas con una mezcla para macetas que drene bien. Haga un agujero en la tierra con un lápiz o una herramienta similar, luego inserte el extremo cortado de cada corte de hortensia en el agujero, presionando la tierra suavemente alrededor de la base para asegurarla en su lugar.
  5. Proporcione la humedad adecuada: riegue bien la tierra después de plantar los esquejes de hortensias para asegurar un buen contacto entre la tierra y el esqueje y estimular el crecimiento inicial de las raíces. Mantenga la tierra constantemente húmeda pero no encharcada durante todo el proceso de enraizamiento.
  6. Cree un ambiente húmedo: para promover la humedad y evitar la pérdida excesiva de humedad de las hojas, cubra las macetas o bandejas con una cúpula de plástico transparente o una envoltura de plástico. Esto ayuda a crear un mini efecto invernadero que fomenta el desarrollo de las raíces.
  7. Colocar en luz indirecta: Coloque las macetas o bandejas en un lugar brillante con luz indirecta, lejos de la luz solar directa. Evite exponer los esquejes a la luz solar intensa, ya que esto puede hacer que se marchiten o se sequen.
  8. Monitoree y espere: verifique la humedad del suelo con regularidad y rocíe las hojas si parecen secas. Tenga paciencia, ya que los esquejes de hortensias pueden tardar varias semanas en enraizar. Una vez que se hayan formado las raíces y los esquejes muestren signos de nuevo crecimiento, se pueden trasplantar a macetas más grandes o directamente al jardín.

Siguiendo estos pasos, podrás propagar hortensias a partir de esquejes con facilidad y eficacia, lo que te permitirá disfrutar de nuevas plantas en tu jardín en poco tiempo. Este método es ideal para jardineros de todos los niveles y ofrece una forma gratificante de ampliar su colección de hortensias o compartir la belleza de estas queridas plantas con otras personas.

Copy