Hervir 5 dientes de ajo en una sartén ofrece una solución sorprendente a un problema común. No se trata sólo de aplicaciones culinarias; El potente aroma del ajo tiene un propósito más amplio. Al hervir estos dientes junto con algunos ingredientes fácilmente disponibles, puede crear un desinfectante natural simple pero eficaz para las plantas, particularmente útil para quienes tienen balcones o jardines verdes. Así es cómo:

Empezamos cogiendo una cabeza de ajo y extrayendo 5 dientes. Coloca estos dientes, junto con su piel, en una cacerola llena de aproximadamente 350 ml de agua. Agrega dos ramas de canela a la mezcla. Hierve el agua, luego apaga el fuego y deja que la solución se enfríe.

Una vez enfriado, incorpore dos cucharadas de jabón líquido para platos, asegurando una mezcla completa. Transfiera la solución, incluidos los dientes de ajo y las ramas de canela, a una botella rociadora limpia. No es necesario colar la mezcla.

Esta solución casera para el control de plagas de plantas elimina la necesidad de alternativas químicas. Simplemente agite la botella antes de usarla y aplique la solución en la base de sus plantas para disuadir a las plagas. Además, se puede utilizar en la casa para ahuyentar pequeños insectos sin dañar a los animales.

El ajo cuenta con propiedades naturales repelentes de insectos, lo que lo convierte en un ingrediente ideal para este brebaje. Su aroma actúa como disuasivo para mosquitos, hormigas y otras plagas. Incluso puedes mejorar su eficacia colocando dientes de ajo enteros en macetas individuales, colocadas a medio camino entre el tallo y el borde.

Más allá de su uso en el cuidado de las plantas, el ajo ofrece propiedades antibacterianas, antivirales y antifúngicas, beneficiosas no sólo para las plantas sino también para la salud humana. Sin embargo, es recomendable consultar con un profesional de la salud antes de incorporar el ajo a tu dieta con fines medicinales.

Copy